COMO DEJAR DE BEBER ALCOHOL Dejar de Beber Alcohol, ¿por qué no puedes? | "DEJA DE BEBER ALCOHOL"

Luis Gónzalez

¿POR QUÉ NO PUEDES DEJAR DE BEBER ALCOHOL?
La mayoría de los alcohólicos hemos intentado dejar de beber cientos de veces, pero siempre hemos vuelto a la senda del Alcohol.
Entonces, ¿porque nos resulta tan difícil dejar de beber alcohol?
Al beber alcohol nuestro cuerpo produce acetaldehído, la mayoría de el la eliminamos pero una parte que no descomponemos se combina con la dopamina en el cerebro y produce la THIQ y esta se une a un receptor opiáceo. Esto ocurre en la zona donde una neurona transmite un mensaje a otra. Y ya se queda con nosotros para siempre. Esto sólo sucede en los cerebros de los alcohólicos y no en el resto de bebedores de alcohol. De ahí que unos pueden beber normalmente y nosotros no. Y de ahí que unos puedan dejar de beber alcohol cuando quieran sin problemas y nosotros los alcohólicos no.
La THIQ (Tetrahidroisoquinol), es una sustancia es unas 100 veces más adictiva que la morfina.
Por eso cuando dejamos de beber alcohol experimentamos una ansiedad continua a seguir bebiendo y entramos en depresión.
Se han hecho pruebas con animales totalmente abstemios, que naturalmente morirían de sed antes de beber alcohol, pues a estos animales se les inyecta una cantidad infinitesimal de THIQ e instantáneamente prefieren el alcohol al agua, se convierten en alcohólicos al instante, es más, no dejan de beber alcohol continuadamente hasta que mueren.
Desgraciadamente las reacciones químicas de nuestro cerebro no se cambian ya después de dejar de beber alcohol, el peligro a la recaída está ahí, y si vuelves a beber tras haber pasado un largo período de abstinencia, estarás en el mismo punto donde estabas cuando lo dejaste. La THIQ se queda en nuestro cerebro para siempre y además con la misma concentración, según investigaciones que se han llevado acabo. En el caso de investigaciones con monos tenían la misma concentración después de más de 6 años sin tomar alcohol.
Realmente el Alcoholismo es una enfermedad crónica, progresiva y mortal y tiene unas complicadas características, difícil de estructurar.
El desarrollo de nuestra enfermedad es ajeno a nosotros, y sobre todo cuando aun no la hemos desarrollado y está latente.
Por desgracia algunos psiquiatras desconocen el alcoholismo y nos han proporcionado drogas altamente adictivas con consecuencias muy nocivas para el alcohólico.
Por lo visto están utilizando Naltrexone con muy buenos resultados y que reduce en un 50% el deseo de alcohol a los alcohólicos.
Es posible que algún día descubran alguna sustancia que no sea aditiva y que mitigue el efecto de la THIQ.
Otra de las deficiencias que tenemos en el organismo al dejar de beber alcohol, es de magnesio, este mineral es necesario para la contracción y relajación de los músculos, alrededor de un 30 % de nuestras necesidades diarias de magnesio son para este fin. Algunos alimentos ricos en magnesio son: las legumbres, las almendras, el cacao, el plátano.
La carencia de este mineral nos produce dolor muscular, convulsiones, calambres y aumenta la actividad destructiva de los radicales libres en las células. También es conocido como el mineral Anti-Estrés, además ayuda a la secreción de endorfinas.
Debido a que al beber alcohol hacemos que el organismo disminuya la absorción de Magnesio y este es necesario para la relajación muscular y la transmisión de impulsos nerviosos, si no se nos administra este mineral al dejar de beber alcohol, sufriremos desde un típico “Síndrome de Abstinencia” hasta su máxima expresión el temido Delirium Tremens que es mortal en un 20% de los casos.
De hecho este mineral es uno de los que se utiliza en la primera fase de desintoxicación de los mejores Centros, no hay necesidad de sufrir para dejar de beber.
Por eso si has decidido dejar de beber alcohol te recomiendo que el primer paso antes de “tapar la botella” visites a un profesional, puedes empezar con tu médico de cabecera algunos saben bastante de Alcoholismo, de todos modos tienes que asegurarte que el profesional sepa de alcoholismo. Recuerda que es una enfermedad, no hay que esconderse para dejar de beber alcohol, eso lo hacemos cuando queremos beber, y si es una enfermedad ¿donde hay que ir? Pues está claro al médico, a un profesional de la enfermedad.